Blogia
POEMAS SERRANOS (Sierra de Cádiz)

Entrevista a Miguel A. Rincón Peña

Entrevista a Miguel A. Rincón Peña

1) Hola Miguel Ángel, esta es la tercera entrevista que te hago, esta vez con motivo de la publicación de tu cuarto libro. Vas como una bala, ¡cuatro libros ya!, estarás orgulloso de tu prolífera carrera literaria, supongo.

 

Hola Ana, estoy encantado de que me hagas esta tercera entrevista.

Más que orgulloso, lo que estoy es sorprendido de tener en mis manos mi cuarta colección de poemas. Publicar un libro de poesía con una editorial es muy complicado, más aún en estos tiempos que corren, eso es para estar contento, orgulloso del trabajo realizado y a la vez sorprendido.

 

2) Qué tiene este “Poemas en el equipaje” que no tengan los anteriores.

 

Pues tiene más madurez, más experiencia, más experimentación. Pero sigue conservando el espíritu de los anteriores. Hay una progresión desde el primero hasta el cuarto muy notoria.

 

3)  Dices que con este libro cierras un ciclo, cómo es eso. Abrirás otro nuevo, explícame un poco.

 

Sí, es mi intención acabar esta especie de trilogía que comencé con Elucubraciones de un superviviente y seguí con Espacios compartidos. Con Poemas en el equipaje se completa este ciclo. Lo que venga a partir de ahora ya lo veréis, ahora mismo estoy haciendo diferentes cosas y todo necesita su momento y su tiempo.

 

4) ¿Sigues en este libro con los poemas de amor y con la denuncia social?

 

Claro, cómo no escribir del amor, si es lo que mueve el mundo (al menos el mío), es uno de los temas más interesantes y que más me gusta tratar en mis poemas. El tema amoroso es con el que más a gusto me encuentro, tanto al escribirlo, como al recitarlo. Lo de la denuncia social es algo que me sale del corazón y de las tripas. Es algo que tengo que escribir porque la poesía tiene que ser un arma de denuncia ante las injusticias que nos rodean. Es una manera (mi manera) de combatir.

 

5) Creo que también te has lanzado a editar a otros poetas, cosa que dice mucho de tu labor por la cultura. Qué es eso de El Fuego de la Utopía.

 

Bueno, El fuego de la utopía es un proyecto que emprendimos tres amigos (bastante locos) con muchas ganas e ilusión. Creamos una asociación cultural para dar a conocer a compañeros poetas que aún no han tenido la oportunidad de publicar su obra. Nosotros les ofrecemos esa oportunidad, le editamos sus sueños en forma de libro y organizamos una serie de presentaciones para darlos a conocer. Es una labor que requiere bastante trabajo por nuestra parte, pero es tan bueno el resultado que no nos importa "perder" parte de nuestro tiempo e incluso dinero. Es muy gratificante. Ya llevamos dos, Tiempo incierto, de Juan Antonio Baena y Tras las huellas, de David Romero. Dos grandes poetas gaditanos. Tenemos bastante camino aún por recorrer, esto es sólo el principio.

 

6) Volviendo a tu libro, Kalvellido repite en la portada, ¿no?

 

Efectivamente, el maestro Kalvellido repite ilustrando la portada de este libro. Pero esta portada tiene una historia curiosa. Para la promoción del libro, Pilar López, una amiga aficionada a la fotografía, me hizo algunas fotos, y se las mandé a Kalvellido junto con el poemario, para que se inspirara a la hora de dibujar la portada, entonces él cuando vio una de las fotografías le gustó mucho y la adaptó magistralmente. Te puedo asegurar que es la portada que más me gusta de todos mis libros. Además, es muy representativa de lo que se puede encontrar el lector en el interior del libro.

 

7) Cambias de editorial para este libro, cuéntanos.

 

Este nuevo libro lo publica la editorial Castellarte, SL. Es la misma que publicó en el 2006, Elucubraciones de un superviviente. Siempre es de agradecer que confíen en uno y que decidan apostar por mi obra.

 

8) ¿El libro lleva algún tipo de prólogo?

 

Sí, un prólogo que ha escrito Purificación González de la Blanca. Para mi es un placer que haya sido ella la prologuista, porque coincidimos en muchos temas, uno de ellos es la poesía. Purificación es una mujer muy comprometida y eso me gusta. En mis libros siempre he tenido mucha suerte con quienes me los han prologado. Francisco Pozo Poley, Juan José Téllez y Purificación González, sin duda, tres grandes personas a las que admiro y a las que estoy muy agradecido.

 

9) Tu actividad cultural crece por momentos, en qué estás ahora.

 

Pues ahora lo principal es presentar el libro, darlo a conocer. Pero también tengo varios proyectos (quizá demasiados) en los que tengo puesta mucha ilusión. Como ya he comentado, está El fuego de la utopía, está el grupo musical Artistas del alambre, con los cuales estoy preparando la grabación de un disco, estoy también en un proyecto con el pianista Miguel Beltrán “Barry”, sigo de columnista en varios medios, como por ejemplo, el periódico Arcos Información… y bueno, hay más cosillas, pero tampoco quiero aburrir al personal.

 

10) Los poetas suelen hablar poco sobre sus vidas privadas, nos puedes contar un poco sobre la tuya, lo que te apetezca.

 

No hablo de mi vida privada, salvo que me pagues por ello [risas]. Te parece poco todo lo que hablan los versos sobre la vida de cada poeta…, aunque bien es cierto que no todo lo que uno escribe tiene que estar basado en hechos reales. Creo que a la gente aficionada a la poesía le importa un carajo la vida del que escribe, lo que realmente le interesa es su actividad literaria, o al menos esa es mi opinión.

 

11) Y para terminar te dejo que te desahogues y cuentes lo que te apetezca. Ya sabes que en nuestro pequeño blog siempre serás bien recibido. Te deseo que sigas por ese camino y que el éxito te acompañe en todo lo que hagas.

 

Te quedo muy agradecido, siempre estás ahí pendiente de mis compañeros y de mí. También quiero dar las gracias a todos los aficionados a la poesía de los bajos fondos, o sea, de la que se hace por aquí, la que está cerca de nosotros.

Y bueno, desearos que os guste mi nuevo libro, está hecho con mucho cariño, con mucha rabia, con mucho amor. Un abrazo.

 

BUZÓN DE VOZ

 

No sé ni a qué hora

me fui a la cama anoche,

sólo recuerdo que me dejé caer

lentamente sobre ella.


Tampoco sé cómo desperté

derribado en el suelo,

sobre la alfombra roja

de mi desesperación.


Pobre cabeza la mía

que da mil vueltas sobre sí misma

aumentando, más si cabe,

la fatiga de mi corazón.


Llevo ya dos horas llamándote

al móvil, bebiendo cerveza

y pensando qué le voy a decir

a tu buzón de voz para impresionarte.

 

©Miguel A. Rincón Peña

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres